¡Pokéstafa!

¡Atención entrenadores nos han llegado múltiples mensajes sobre estafas en el mundo de Pokémon Go!

 

En nuestro país existe un refrán muy famoso: “con dinero, baila el perro” y desgraciadamente es cierto, hasta en el mundo de los videojuegos existe y ha llegado hasta Pokémon Go.

El 28 de septiembre del año pasado fue suspendida la Cuenta de Brandon Tan por 30 días por hacer venta a través de Twitter de MewTwo de IV 95 o más, Brandon Tan es considerado el jugador #1 de Pokémon Go a nivel internacional, es un jugador de Singapur con más de 600 millones y es un miembro del club verficado de nivel 40 a nivel internacional (un grupo ultra secreto para los jugadores más dedicados) y que es un misterio para una gran cantidad de jugadores.

Niantic realizó la suspensión de 30 días de su cuenta, pero existen muchisimas formas de realizar actividades con fines de lucro dentro del juego y ahí es donde pueden existir las estafas.

 

Es sabido por muchos sobre la venta de cuentas nivel 40, venta de Pokémon difícil de conseguir en línea o a traves de contactos, sin embargo realizar este tipo de transacciones puede tener un carácter fraudulento.

El “modus operandi” es el siguiente:

  • Se ofrece una cuenta con Pokémon “raros” o nivel alto (usualmente 40) en grupos de facebook, whatsapp o twitter.
  • Una vez contactado con el “vendedor” te piden una tarjeta Itunes o Playstore o deposito en una cuenta bancaria
  • Posteriormente al depósito te “envían la cuenta” inexistente o simplemente no envían nada. De igual forma pueden realmente enviar la cuenta sin embargo durante la prueba que realizas, el estafador al teener la cuenta vinculada a otro dispositivo hace el cambio de contraseña antes que el comprador y se pierde por completo.

 

¡¡Entrenadores tengan cuidado!! No confien plenamente en desconocidos que les ofrezcan maravillas, recuerden que Pokémon Go es un juego y se trata de disfrutar cada momento creciendo tu cuenta. 

Esperemos que este artículo les ayude a anticipar los riesgos que esas prácticas conllevan.

 

¡Gotcha´em all!